Braceros Virgen

13 de marzo de 2007

Principal
La Parroquia
Liturgia
C. Neocatecumenal
Caritas
Parroquia Joven
Enlaces
Documentos
Braceros Virgen
Fotos

 

AGRUPACIÓN DE BRACEROS DE Nª Sª DEL MERCADO

Esta agrupación está formada por los "mozos" de la parroquia, los cuales, a iniciativa del párroco de la misma, Enrique García Centeno, establecieron, a efectos puramente administrativos y de organización, un grupo de braceros compuesto por cincuenta y seis braceros titulares y veinte suplentes. La mayoría de ellos pertenecen a diversas cofradías de la ciudad. Tienen una peculiaridad, que es la de no llevar túnica, como el tradicional papón, vistiendo, obligatoriamente, traje oscuro, camisa blanca y corbata negra.

La finalidad de esta agrupación es participar el Viernes de Dolores en la procesión de "La Dolorosa". Este acto sirve como prólogo a la Semana Santa leonesa.

Otra nota peculiar es la gran participación de los fieles a la Virgen que la acompañan portando velas durante todo el recorrido. La imagen corresponde a la tipología de Piedad, tallada con planteamientos góticos, siendo su autor anónimo.

La procesión parte de la Iglesia del Mercado y hace dos breves paradas en su itinerario. La primera en el convento de Santa María de Carvajal, donde las monjas interpretan diversos cantos gregorianos en honor a la Virgen. La segunda en la plaza de Santo Domingo donde se canta la "salve popular".

A la inmemorial y solemne procesión de "La Dolorosa" asisten tradicionalmente autoridades, representantes de cofradías, hermandades, congregaciones y asociaciones de la capital.

 

LA VIRGEN DEL MERCADO

Una de las tallas más importantes procesionada en la Semana Santa leonesa es la Virgen del Mercado.

Su cronología está a medio camino entre el siglo XV y XVI. El estilo responde plenamente a un gótico tardío.

La falta de naturalidad y de masa corpórea que había en el románico desaparece en dicha Piedad. En esta predomina la reflexión, la ejecución meditada y la propia valoración de la obra como tal.

Sus pliegues son rectilíneos y sistemáticos , obviando todo tipo de conexión ovoidal, finalizando su parte más baja con un movimiento serpendiforme dando sensación de movilidad.

Toda la composición tiene una fuerte solidez, marcada sobretodo por las piernas de la Virgen, bien fijadas al suelo, sirviendo a su vez de apoyo al cuerpo de Cristo.

La talla de Cristo tiene una configuración lineal, es homogénea y proporcionada. De cuerpo estilizado, fibroso, muy delgado y no demasiado alto. El único punto discordante es el brazo derecho, que muestra perpendicularidad y distorsión con respecto al resto del conjunto. El rostro es crispado, los ojos fuera de sí y con claras muestras de dolor padecido. El imaginero demuestra gran valía en la talla del pelo, de la cabeza y barba, y en la boca.

El único vacío sería el excesivo encorsetamiento al que está sometido el Cristo.

La policromía es viva e intensa, destacando el azul-verdoso del manto.

Es probable que el autor de esta imagen fuese alguno de los seguidores de Alejo de Vahía, que aparece documentado en la provincia de Palencia entre 1490-1505, siendo su actividad preferente la talla de madera tanto en relieve como en bulto.

Tomado del libro "Paso a paso". CABALLERO CHICA, Javier. 1996, León

 

Este sitio se actualizó por última vez el: 30 de septiembre de 2006